Desde que se hizo cargo, en forma interina, del seleccionado argentino, Lionel Scaloni se encargó de meter mano y arrancar con la renovación, citando cara nuevas, dejando de lado a los históricos. Esa nueva gira, ahora por Arabia Saudita, los amistosos contra Irak y Brasil, le permitirán sacar nuevas conclusiones.

"Tenemos que ganar y dejar una buena imagen ante Irak. Es la mejor manera de disfrutar el siguiente partido. Nosotros estamos acá para brindar el máximo y para ganar la mayor cantidad de partidos. Claro que el resultado también cuenta y es importante, pero más es el proceso que le vamos a dejar al próximo entrenador. Eso no varía en nada para mí a pesar de si los resultados que conseguimos son positivos", sostuvo este miércoles en conferencia de prensa.

Para el partido de este jueves, Scaloni aclaró que los once elegidos para arrancar de titulares son los que "están mejor. Igual eso no significa que sean los mejores para el partido con Brasil, porque no sé si jugarán los mismos, pero si me dan buenas señales podrían repetir. Serán dos lindos partidos para demostrar que estamos intentando una idea y que los jugadores tienen muchas ganas de poder defender estos colores. Estos jugadores que están hoy han demostrado tener un gran presente en sus clubes y la idea es que puedan repetir todo lo que saben en la Selección".

 

Su futuro

En la AFA por ahora no piensan en apurarse para designar al futuro entrenador del conjunto nacional. Mientras tanto, el propio Scaloni se mantiene tranquilo de cara lo que pueda pasar el año próximo.

"El futuro de la Selección en mi puesto lo decidirá la AFA y nosotros estamos acá para dar lo máximo y darles lo máximo a los jugadores. Claro que el resultado es importante, yo soy muy resultadista, pero ahora lo más importante es que busquen otra cosa. Creo que los resultados también se van dando a partir del tiempo de trabajo y de la idea que uno tiene para el equipo. Por eso yo me enfoco en lo que nos toca vivir y en poder dejar todo para el equipo cada día que estoy acá", aclaró.