El 9 de junio del 2017, Gabriel Mercado marcaba en un amistoso ante Brasil, el primer tanto de la era de Jorge Sampaoli. En Kazán, cuando el marcador del segundo tiempo ante Francia estaba empatado en un tanto, apareció el defensor y desvió un centro de Lionel Messi para pone el ventaja al selectivo nacional. 

Después, las bofetadas de Francia dejaron a la Argentina eliminada, y la desazón de los jugadores a flor de piel. "Estamos muy tristes. Nuestro sueño era llegar hasta el final y no lo conseguimos", dijo Mercado.

Sobre el desarrollo del encuentro, analizó: "fue un partido luchado contra una gran Selección. Nuestra ilusión era ganar y dejamos todo".

Por último, le dejó un mensaje a los miles de hinchas que vibraron y acompañaron desde las tribunas: "Queremos agradecerle a la gente que hizo un esfuerzo enorme para estar acá".

Comentarios