El astro Diego Maradona, que sufrió una descompensación el martes al final del partido de la Selección ante Nigeria, aseguró en la noche del miércoles que está "perfecto" y atacó a la prensa.

"Estoy perfecto, nunca estuve mejor. Lo vi a mi nieto Benjamín y quedé en verlo de nuevo en estos días. Se armó un remolino del periodismo, de teléfonos, que ’Diego estaba muerto’. '¿Te parece que estoy muerto?", comenzó en “De la mano del Diez”, su programa en la cadena venezolana Telesur. 

"Cuando uno es ganador y el envidioso no puede llegar a ganador, ahí es donde se ve la mala leche. Porque si nosotros estamos haciendo un programa que nos va bien, que le decimos la pura y exclusiva verdad de todo lo que pasa en el Mundial y que ellos no pueden llegar, no tenemos la culpa", añadió.  

Maradona había viajado a San Petersburgo desde Moscú para presenciar en directo el choque frente a Nigeria y, desde el comienzo, se convirtió en protagonista. Sufrió a su manera el triunfo, alternando baile con una seguidora rival, celebración eufórica, siesta y gesto obsceno con ambos dedos mayores dirigidos a las cámaras de televisión para festejar el tanto victorioso de Marcos Rojo

"Me da un poco de bronca porque mi hermana me hacía silbar por el teléfono para ver si yo estaba bien. ’¿Qué más querés que haga?’. Mi hermano desde Italia, mi sobrina desde Estados Unidos. Por supuesto que la noticia mala va mucho más rápido que la noticia buena y eso llegó al mundo enseguida. Le digo a la gente que estoy muy bien, que me hago análisis periódicos", sentenció el argentino.