Desde el aprendizaje, a la Argentina le sirvió y mucho el encuentro ante Inglaterra, más allá de que el resultado le fue esquivo. Ante una selección top 5, la selección femenina se vio claramente superada en el juego aunque volvió a disimular su poco nivel futbolístico con una disciplina táctica encomiable, que le permitió hacer sufrir a las piratas durante 62 minutos.

 Las chicas llegaron a la tercera fecha como soñaban: con la ilusión de meter un histórico batacazo alcanzando los octavos de final. Ese puntazo en el debut frente a Japón, otra potencia, le dejó abiertas las puertas aunque el miércoles próximo se vendrá un mano a mano durísimo con Escocia, por el momento última en el Grupo D pero con muchas futbolistas que actúan en la liga inglesa. 

La estadística dirá que Argentina cayó 1-0 frente a Inglaterra. Un marcador que tuvo una única responsable: Vanina Correa. Lo de la arquera albiceleste fue sencillamente espectacular. No la pelotearon pero con cuatro intervenciones mantuvo en partido al conjunto de Carlos Borrello hasta que sobre los 17 del complemento, un centro abierto de Mead superó su estirada y Taylor, con el arco a su disposición, marcó el único tanto del encuentro.

Una muralla

Al igual que ante Japón, el elenco argentino se paró en clara actitud defensiva, consciente de que un juego golpe por golpe podría condenarlo a un traspié categórico. Así, Inglaterra dominó a gusto y fue inteligente para atacar pues escogió las bandas, donde Argentina no se mostró firme. Pero entre la falta de punch de las británicas, la seguridad de la dupla Barroso-Cometti y fundamentalmente las atajadas de Correa, hicieron ilusionar con un nuevo resultado histórico de las nuestras.

La arquera fue elegida la mejor jugadora del partido.

La arquerita arrancó su gran faena atajándole en gran forma un penal a Parris, luego un mano a mano a Mead y finalmente un remate a quemarropa a la misma Parris. Además estuvo serena para descolgar cuanta pelota visitó las alturas del área argentina.

La diferencia en el juego fue abismal, a tal punto que con el gol, el partido quedó definido, aún quedando 28 minutos por delante. Argentina no tuvo manera de tomar la iniciativa, aunque tampoco perdió la compostura. Y si bien perdió sin atenuantes, queda la tranquilidad de que volvió a hacer un papel digno, jugando con orden y disciplina, haciendo que las inglesas vivieran nerviosas en gran parte del desarrollo.

Correa vuela a su izquierda y ataja el penal.

Ahora, toca Escocia el miércoles que viene y lo bueno es que hay chances de clasificar a octavos, triunfo mediante ante el rival a priori más parejo del grupo. Algo por lo que muy pocos apostaban antes de arrancar la competencia.

En el primer turno, por el mismo grupo de nuestra selección, Japón derrotó a las escocesas por 2 a 1, resultado que le puede llegar a servir a nuestra selección de cara a la clasificación.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos

Comentarios