Con una jugada "a lo Karate Kid", Ivan Perisic igualó el trámite para Croacia ante Inglaterra y destrabó un partido que era muy complicado. El volante de Inter, emocionado al borde de las lágrimas, no dudó en describir las sensaciones de alcanzar la final del Mundial.

"Esto es algo indescriptible. Todos somos honrados por los seguidores. Fue un partido difícil, pero mostramos carácter. Ante cada adversidad que tuvimos en la Copa, volvimos. Esto muestra que somos un equipo real, no como lo hemos sido antes en otros torneos", manifestó el mediocampista ofensivo.

A la hora de recordar lo que fue el encuentro de semifinales del Mundial de Francia 1998 ante los galos, donde Les Bleus se impusieron y avanzaron a la gran definición, Perisic no dudó en afirmar: "Recordamos ese juego y cuán doloroso fue. Ellos son los favoritos, pero estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo. Todos vamos a soportar la presión y estamos seguros de que haremos nuestro mejor esfuerzo para darle una alegría a todo el país".

Comentarios