España estuvo a punto de caer derrotado por sus propias "miserias", pero empató este lunes 2-2 con Marruecos y clasificó como campeona del Grupo B a los octavos de final del Mundial de Rusia, donde enfrentará a la anfitriona Rusia el próximo domingo, en Moscú.
 
Portugal quedó segunda de la llave tras igualar 1-1 con Irán y se medirá el sábado a Uruguay, que ganó el Grupo A con su anterior victoria, 3-0, precisamente frente Rusia. 

Los africanos se adelantaron a los 14 minutos por vía de Khalid Boutaib y, tras igualar Isco Alarcón a los 53 por "La Roja", volvieron a ponerse en ventaja gracias a un imperial cabezazo de Youssef En-Neysri a los 81. 

Cuando el partido parecía perdido para España y emergía cada vez con más fuerza la perspectiva de un cruce en octavos contra Uruguay, Iago Aspas puso el 2-2 definitivo a los 81 en jugada que requirió de varias repeticiones antes de ser validada por el árbitro.  
 

 

 

 

Irán abrió el marcador y sorprendió a España.

Isco empató el encuentro tras una gran asistencia de Andrés Iniesta.

 

 
Youssef En-Nesyri adelantó de cabeza a los iraníes.
Iago Aspas festejó su empate tras la confirmación del VAR.