Caras felices por doquier en Uruguay luego del debut triunfal. Y, para celebrarlo, luego de la práctica se comieron un abundante asado y finalizaron el día con un poco de entretenimiento.

Mientras que los que jugaron ante Egipto hicieron gimnasio y pileta, el resto trabajó en espacios reducidos en las canchas del Sports Centre Borsky, en Nizhny Novgorod.

Luego, llegó lo mejor del día: un suculento asado realizado por el chef Aldo Cauteruccio, rematando la jornada en un complejo situado al lado del lugar de entrenamiento, donde el plantel vivió el último rato de distensión jugando al pool, al bowling y a los dardos, además de celebrarle el cumpleaños 32 al arquero Fernando Muslera.