Las 29.000 entradas puestas a la venta para el partido entre las selecciones nacionales de Argentina y Uruguay en Israel, que se jugará el lunes en el estadio Bloomfield de Tel Aviv, se agotaron en menos de dos horas.

La situación de seguridad del país puso en entredicho la celebración del amistoso pero, tras la tregua que este jueves entró en vigor, los organizadores del duelo insistieron que se podrá disputar con normalidad.

“Tel Aviv no es menos seguro que Buenos Aires o Barcelona y estamos trabajando con los organismos profesionales más importantes de Israel para organizar este partido amistoso con los más altos estándares”, declaró Daniel Benaim, patrocinador del encuentro y director general de la empresa organizadora, Comtec Group.

Benaim expresó que el objetivo del partido es “utilizar este tipo de actividades para promover la paz común” y añadió que en el estadio juntarán a “niños musulmanes, cristianos y judíos que juegan a fútbol juntos y sueñan con traer la paz con el deporte”.

Según Ariel Raber, director asociado de la compañía, la expectativa entre los israelíes para ver el encuentro hizo que las entradas se acabaran en muy poco tiempo. Esto se convirtió en "la venta más rápida que llenará un estadio completo en la historia de Israel".

Los dirigios por Lionel Scaloni arribarán el domingo a la capital que albergará el cotejo, luego del choque de mañana ante Brasil en Arabia Saudita, como parte de su fase de entrenamiento para comenzar la clasificación para el Mundial de Qatar 2022.

Ver más productos

El beato Juan Franscisco Marinoni, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Juan Francisco Marinoni

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos

Comentarios