Seis días separan a Francia de su debut en la Copa del Mundo frente a Australia. La victoria por 3-1 ante Italia había dejado muestras de buen juego y hacía crecer las esperanzas de gritar campeón en Rusia. Así llegaba el seleccionado galo a su último partido amistoso preparativo para el Mundial, pero las cosas no salieron como pensaban.

En la despedida de Les Bleus frente a su público antes de partir a Rusia, el local empató 1-1 frente a Estados Unidos, que no logró clasificar a la máxima cita. El partido, que se disputó en la casa del Olympic de Lyon, no fue tan entretenido como otros encuentros, ya que el juego de Francia no pudo verse en su esplendor.

Durante todo el primer tiempo, el equipo dirigido por el ex campeón mundial Didier Deschamps fue claro dominador, contando con la tenencia de la pelota y las mejores situaciones para abrir el marcador, pero la falta de puntería y algunas tapadas del arquero Steffen hicieron que se le cierren los caminos. Pero a falta de dos minutos para el final de la primera mitad, el defensor de Barcelona, Samuel Umtiti, despejó mal un centro al área, y el delantero Julian Green aprovechó para definir ante Lloris y poner el sorpresivo 1-0.

En el segundo tiempo, Francia intentó atacar aunque sin demasiada efectividad ni claridad en su juego, solamente se destacaron algunos caños de los franceses a los yanquis. El técnico decidió ir moviendo piezas para resguardar jugadores de cara al Mundial, y entre los que salió se encontraba Griezmann, figura de Francia. Finalmente, a falta de 12 minutos del final, Mbappé conectó un pase en el centro del área y definió al lado del palo para marcar el empate.

El seleccionado francés, que se alojará en Moscú, debutará el próximo sábado por el grupo C, que comparte con Australia, Perú y Dinamarca.