"Tengo la profunda convicción de que, a estas alturas, todas las selecciones nacionales están parejas. Senegal tiene buenos jugadores como para poder meterse entre los mejores". ¿Quién fue el autor de semejante sentencia? Ni más ni menos que el presidente de Senegal Macky Sall, que guarda grandes expectativas para su selección en Rusia 2018.

 

El mandatario, además, no evitó la fiebre mundialista y reveló que se tomará 12 días de vacaciones para acompañar al equipo nacional en su aventura por el Mundial. "Me tomaré 12 días libres para asistir a la Copa del Mundo y apoyar a los Leones para mostrarles que no están solos", expresó.