Terminó la Copa América y llegó la hora del balance futbolístico de una Selección que comenzó a los tumbos y acabó con una mueca de alegría. Este tercer puesto dejó varias cuestiones para analizar, como apariciones, confirmaciones y despedidas.

El elenco nacional dirigido por Lionel Scaloni buscó durante toda la competición un estilo de juego que le permitiera “ser”. Y a partir de los cuartos de final, ese funcionamiento apareció con el esquema 4-3-3 y el cambio de futbolistas que al comenzar el torneo se sentaron en el banco.

Así, quedó claro que Lautaro Martínez es el delantero con camino más promisorio y exige titularidad. El ex Racing mostró todo su talento, entrega y sobre todo capacidad goleadora. Una de las figuras.

También asomó Juan Foyth, un juvenil que exhibió su velocidad y carácter. Será, de seguro, un central que juegue los años venideros con la Celeste y Blanca. Leandro Paredes generaba algunas dudas pero erigió como el gran volante central que Argentina necesitaba. Prolijo, elegante y muy preciso en la marca, la 5 le quedó tatuada en la piel.

El Huevo Marcos Acuña fue otro de los aprobados, con sacrificio e ida y vuelta. Rodrigo De Paul, una apuesta de Scaloni, jugó un partidazo con Venezuela y justificó su presencia. En la misma situación quedó Giovani Lo Celso, debilidad del DT, que tuvo altibajos pero mostró enorme calidad. Paulo Dybala jugó poco pero cumplió con un golazo. Será fija en las próximas citaciones.

De Paul convenció al DT (@Argentina).

En el debe, quedaron jugadores como Renzo Saravia, quien llegó a Brasil con mucha chapa y decepcionó con sus actuaciones, al igual que Nicolás Tagliafico, de lo más endeble en defensa. Quedará en Scaloni darles una nueva oportunidad. Como ocurrió con Germán Pezzella, Milton Casco y hasta el propio Franco Armani, que alternaron buenas y no tanto y deberán seguir rindiendo examen.

Párrafo aparte para Sergio Agüero. El Kun tuvo, desde nuestra óptica, el mejor torneo con la Mayor. Inteligente, experimentado y explosivo, el atacante del Manchester City abrió el portón de la Selección que se le había cerrado en Rusia.

El Kun la rompió (@Argentina).

El casillero de las despedidas pareció quedar reservado a dos históricos como Angel Di María y Nico Otamendi. Lo de Fideo fue muy flojo, arrancó como titular y no pudo hacer pie en toda la Copa. Cuestionado en el Mundial 2018, Angelito firmó su salida de la Selección. El defensor, por su parte, no mostró un desempeño convincente, se lo notó falto de rodaje y en los tiempos, y también comenzó a decirle adiós a la Celeste y Blanca.

Altas y bajas en un elenco nacional de presente neutro, que deberá trabajar y mucho para ilusionarse con un futuro de conquistas.

Comentarios

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos