El taxista que atropelló a ocho personas en Rusia rompió el silencio y explicó todo lo que sucedió ese día.

En su declaración, el "tachero" dio una insólita explicación y le pidió perdón a todos los damnificados por el accidente vial.

"Pido perdón por todo lo que hice. Estoy muy arrepentido por lo ocurrido, reconozco plenamente mi culpa y pido perdón a todos los afectados", sentenció el taxista un tanto afligido.

Lo curioso fue lo que dijo después, ya que intentó poner excusas por todo lo acontecido: "No duermo hace dos días y por eso me confundí el freno con el acelerador", explicó.

Para escudarse aún más en su error, el taxista concluyó diciendo: "No dormí porque tengo que alimentar a una familia y ganar dinero, esa es la verdad".