Tras la polémica Copa América, en la cual fue protagonista más por lo realizado fuera de la cancha que dentro de ella, Lionel Messi se relaja y disfruta de unas vacaciones en familia, antes de volver a ponerse a disposición de Barcelona. 

La Pulga, que se despidió de Brasil a pura crítica contra los arbitrajes y la Conmebol, ya sea tras la derrota con el local como luego de su expulsión frente a Chile, viajó en las últimas horas a Antigua y Barbuda, un pequeño país del caribe, junto a Antonella Roccuzzo y sus tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro.

"En el paraíso con ellos", escribó Antonella en su cuenta de Instagram, donde subió esta foto.

En ese misma playa había estado en 2017 de luna de miel, y parece que les gustó tanto que decidieron volver. Previamente, recordemos, había pasado unos días en Rosario, su ciudad natal. A la ciudad de Saint John, capital de dichas islas, Messi y los suyos viajaron en un avión privado.

Al "Diez" le quedan al menos dos semanas de relax y vacaciones, ya que si bien el Barse vuelve al trabajo este domingo 14, aquéllos que estruvieron afectados a sus selecciones pueden reinciprorarese algunos días más tarde. Y Messi en particular tendría previsto hacerlo tan sólo una semana antes del primer partido, contra el Arsenal inglés el 4 de agosto, por la amistosa Copa Joan Gamper.

Comentarios

Ver más productos

La beata Laura Vicuña, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a la beata Laura Vicuña

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos