A pesar de que las autoridades de la AFA y los allegados a Jorge Sampaoli se pusieron de acuerdo en cuanto al monto de la rescisión del contrato, el "operativo desgaste" hacia el casildense continúa en todos los directivos de la entidad madre del deporte en el país.

En ese sentido, Claudio Tapia, en la puerta de la sede de Viamonte del organismo, dejó un claro mensaje: "Es el técnico de la Selección, tiene contrato y tiene que ir a dirigir el torneo de L'Alcudia. Los hombres de bien cumplen su palabra y él dio su palabra. Tiene que ir". Esto tiene que ver con que con que a principios de la semana el casildense se había ofrecido para entrenar a ese representativo nacional ante la falta de un entrenador (Sebastián Beccacece pegó el portazo) y luego propuso para el mismo a Pablo Aimar (actualmente técnico de la Sub 17) o a Lionel Scaloni (uno de sus ayudantes que no regresó de Rusia a Buenos Aires y actualmente se encuentra en Europa).

Sin embargo, afirmó que "hace dos días que no hablo con él. Tiene contrato, ésa es la realidad. Si lo quiere disolver tendrá que avisarnos a nosotros. No espero gestos, él tiene que trabajar, tomó el compromiso de ir a dirigir, fue por voluntad propia".