Con tan solo 13 años, su gran destreza futbolística llamó la atención de todos. De padres argentinos, nació en México y actualmente juega en las divisiones formativas de Mallorca. Por tal motivo, a Luka Romero lo siguen de cerca los seleccionados de Argentina, el Tri y España. Sin embargo, el corazón fue más fuerte y se decidió por defender los colores de la albiceleste.

Luka llegó a España apenas cumplió su segundo aniversario, siguiendo los pasos de su padre Diego, quien fue contratado por la Sociedad Deportiva San Pedro. Y fue en el país ibérico donde el pre-benjamín (categoría menor en las infantiles españolas) forjó una relación con la pelota. No podía ser de otra manera: "Tengo una familia muy futbolera, sobre todo mi papá, que todavía juega y siempre fomentó que nosotros lo intentáramos".

Pero la historia de mudanzas en tierras peninsulares continuó, ya que Diego fue fichado por la Sociedad Deportiva Formentera y, claro, su gente acompañó. Por eso, Luka también trasladó su fútbol, en plena evolución, hacia las islas Baleares, ya que tras un fugaz paso por Formentera se anotó en el listado del Sant Jordi, equipo situado en la paradisíaca región de Ibiza. Siempre cerca del Mar Mediterráneo, el joven Romero desarmó defensas y deslumbró a propios y extraños, si hasta Daniel Alves en alguna ocasión pudo verlo jugar y halagó su fútbol comparándolo con el pequeño Messi.


Mientras transitaba su décima primavera, miembros del staff formativo del Real Club Deportivo Mallorca fijaron sus ojos en Luka, que en ese momento militaba en las categorías menores del Málaga, y decidieron cobijarlo para nutrir la formación de la futura joya. "Me puse muy contento, porque se trataba del llamado de un club con muy buena cantera y sabía que ahí me iban a brindar las condiciones para desarrollarme", afirma el 10.

Desde el principio, Mallorca ponderó la técnica en velocidad como premisa para el accionar de Romero: "Los entrenamientos siempre fueron vinculados a la posesión de pelota con el campo mojado; nos hacen pensar rápido y me piden que gambetee y dé pases de gol".

Luka, con los colores nacionales.

Similares metodologías las utilizadas por los protagonistas de las Selecciones Juveniles en el Predio que AFA posee en Ezeiza. La filosofía de la tenencia de balón, la filtración de pases y la capacidad de reacción en velocidad son aspectos primordiales para el cuerpo técnico nacional. Y sobre ese espacio donde crecen las promesas argentinas, también desliza conceptos emotivos el pelilargo juvenil: "Cuando llegué me sorprendí. Yo hacía tres años que no venía a la Argentina, y recuerdo que al llegar la última vez pasé por el predio. Siempre fue mirarlo con ganas de estar acá y hoy lo logré".


Semejantes reacciones al ser consultado sobre la casa de los Seleccionados llevan a una última conclusión, indefectiblemente relevante para un chico que comparte tres nacionalidades y tiene la posibilidad de elegir qué colores defender. "Toda mi familia es argentina; mi sueño es vestir la camiseta Albiceleste", sentencia.

Ahora, un nuevo cruce oceánico lo espera, ya que concluyó su primera semana bajo el mando del staff comandado por Hermes Desio (Coordinador de Selecciones Juveniles de AFA) y pudo conocer el complejo deportivo donde se entrenan sus ídolos.

Comentarios

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos