La victoria de Nigeria le dio una nueva chance a la golpeada Selección Nacional. Envuelta en un escándalo con más trascendidos que certezas, Argentina tiene una única misión: debe vencer a los africanos el próximo martes, para así lograr pasar de fase en el Mundial de Rusia. 

Con esa premisa clara es que Jorge Sampaoli y sus dirigidos salieron a entrenar en la mañana del sábado. Y lo más llamativo de la práctica fue la libreta de anotaciones que llevaba el DT en su mano.

En la misma, se podía ver dos columnas de siete jugadores cada una, más otra en la que sólo estaban Ever Banega y Lionel Messi como comodines. De un lado estuvieron Eduardo Salvio, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico, Javier Mascherano, Ángel Di María, Gonzalo HiguaínEnzo Pérez

Del otro, Cristian Ansaldi, Federico Fazio, Giovani Lo Celso, Maximiliano Meza, PauloDybala, Cristian Pavón Sergio Agüero.

En el medio, Ever y Lio como generadores de juego y una sensación reinante: que el DT pateará el tablero y meterá mano en un equipo sentido por la falta de resultados.