Yurary Poulsen se convirtió en el primer jugador en la historia de los mundiales en ser partícipe de dos jugadas de VAR en dos partidos consecutivos.

Ante Perú, el mediocampista de Dinamarca le hizo falta a Cueva dentro del área. El juez del partido, tras revisar la jugada, cobró un penal que el propio Cueva terminó fallando.

Ante Australia, a Dinamarca le cobraron otro penal gracias al VAR y el implicado fue el mismo Poulsen, quien tocó la pelota con la mano tras un córner de los oceánicos.