Los hinchas argentinos se hicieron notar en el Niznhy Novgorod Stadium, no sólo a la hora de alentar al seleccionado albiceleste sino también al momento de buscar un culpable de la categórica derrota por 3 a 0 frente a Croacia por la segunda fecha del Grupo D y todas las miradas, los cánticos y los insultos se unieron en un sólo nombre: Jorge Sampaoli.
 
El director técnico volvió a ser cuestionado nuevamente por el empecinamiento en poner a Wilfredo Caballero, que nunca demostró seguridad y que con un error infantil, inédito y poco lógico de un profesional, le regaló el primer gol a los croatas.