A cada rincón de Rusia en donde la Selección viajará para sus compromisos mundialistas, todos los hinchas quieren estar cerca de Lionel Messi. Desde hace rato, el mediocampista de Barcelona es el hombre que sostiene la ilusión de toda Argentina para el Mundial de Rusia y siempre es buscado por los simpatizantes albicelestes, con el objetivo de quedarse con una foto con el ídolo de todo el planeta fútbol. Y este sábado, cuando el elenco de Jorge Sampaoli llegó a Moscú para debutar contra Islandia, Leo sorprendió con un gesto particular: fue el único que se sacó fotos y firmó autógrafos con la gente que se agolpó en el hotel de la capital rusa.

Pese a la seguridad que rodeaba el lugar, y a pesar de todos los demás jugadores directamente se metieron adentro del Hyatt Regency, el astro rosarino se acercó hasta las vallas, firmó algunas remeras y accedió a algunas selfies para convertir ese momento en algo imborrable para quienes estuvieron. El gesto del capitán se llevó los aplausos de todos los presentes, que le pidieron un deseo: ganar la Copa del Mundo.

Va a Rusia

Matías Messi, hermano de Lionel, alcanzó un acuerdo judicial en una causa por portación ilegítima de arma de fuego y fue autorizado a viajar a Rusia para presenciar el Mundial. El joven de 35 años, que tendrá una condena de dos años y medio de prisión condicional, firmará un juicio abreviado en el que acepta la presencia de una pistola en una lancha en la que viajaba y con la que sufrió un accidente, el 30 de noviembre pasado.