Las voces por la importante victoria de anoche de Argentina no se acallaron aún. El arquero de la Selección, Emiliano Martínez, resaltó que la "solidez defensiva del equipo es la que da las mayores alegrías", destacó el Dibu, quien, si se tiene en cuenta el partido con Brasil, lleva cinco encuentros sin recibir ni un tanto. 

"En el penal del segundo tiempoel que pateó (por Yoshimar Yotún) me guiñaba el ojo como que tenía confianza, pero no creo que intimide a nadie, sino que lo de hoy fue suerte", admitió Martínez en la conferencia de prensa pospartido.

"Sabíamos que Perú iba a ser un rival difícil porque no tenía nada que perder, es durísimo y tiene un técnico como Ricardo Gareca que nos conoce muy bien", apuntó.



"El penal no fue porque Jefferson Farfán se venía tirando y gritando antes de chocar conmigo. Pero me siento muy cómodo con Nicolás Otamendi y Cristian Romero como centrales, así como también con Leandro Paredes delante de ellos", describió para finalizar el Dibu. 

Comentarios