Didier Deschamps se metió en la historia grande del fútbol mundial tras la victoria del seleccionado galo por 4 a 2 ante Croacia en la final de Rusia 2018, por convertirse en el tercer director técnico que también ganó una definición como jugador. 

Los otros dos que lo habían conseguido hasta el momento, eran el brasileño Mário Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer.

Deschamps fue el capitán que levantó el trofeo en París, en el título que logró Francia en 1998, tras vencer en la final Brasil por 3 a 0 en el Stade de France. Este domingo, 20 años después, dirigió a "les blues"  hasta llevarlos a la consagración, que le permitó sumar una segunda estrella en la camiseta.

Los galos sumaron así su segunda final en esta era del DT, tras la derrota en la definición de la Europa en manos de Portugal.

Un líder para los jugadores

Deschamps, que el próximo 15 de octubre cumplirá 50 años, llegó al cargo tras la Eurocopa-2012 para sustituir a Laurent  Blanc, compañero de la generación que levantó la Copa del Mundo en 1998.

El técnico, sin embargo, tuvo el peor comienzo de cualquier seleccionador en los últimos 50 años (con cinco derrotas y cuatro empates en los primeros 13 partidos) y necesitó del  repechaje contra Ucrania para clasificarse para el Mundial Brasil-2014, una eliminatoria en la que perdió 2-0 en la ida.

El partido de vuelta fue el punto de inflexión en la trayectoria de Deschamps como seleccionador. Los Bleus ganaron 3-0 y el técnico admitió que se salvó del cese aquel día.

En Brasil, Francia cayó en cuartos de final contra Alemania, posteriormente campeona del mundo, pero los Bleus hicieron olvidar el vergonzoso episodio de Knysna en Sudáfrica-2010,  cuando los jugadores se declararon en huelga en apoyo de Nicolas Anelka, apartado del equipo tras haber supuestamente insultado al entonces entrenador Raymond Domenech.

Pero en 2015 estalló el caso Benzema, en el que el delantero estrella del Real Madrid fue acusado por la justicia francesa de chantajear a su compañero de selección Mathieu Valbuena con un video de contenido sexual.
   

Convicciones fuertes

Didier Deschamps dejó a Benzema fuera del equipo para la Eurocopa-2016, que se celebró en Francia, y el delantero lo acusa de  "ceder a la presión de la Francia racista".

Pero el entrenador galo siguió con sus convicciones formando un equipo a su imagen y el delantero del Real Madrid, no volvería a jugar con los Bleus, al menos hasta el momento.

En la Eurocopa-2016, los galos hicieron soñar a todo el país con el título, aunque finalmente perdieron en la prórroga en la  final ante Portugal. Pero Griezmann, Lloris, Pogba y compañía se han ganado el corazón de los franceses y el director técnico, también.

Ahora, 20 años después de haber ganado el título en 1998 y en contra de muchos pronósticos, Deschamps conquistó la segunda estrella para su país, con un equipo aún más joven que el de 2016, liderado por Kylian Mbappé, la gran sensación del torneo,  y con una defensa de hierro.

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La iglesia recuerda hoy a San Juan de Capistrano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos

Comentarios