Una de cal, una de arena. Luego de que la organización de la FIFA deportará a Néstor Penovi de Rusia tras abusar de una menor de edad al obligarla a decir "guarangadas", otro compatriota dio la nota negativa.

En esta oportunidad, Claudio Fitterer está charlando con una chica de nacionalidad china y le pide que envíe un mensaje a sus amigos. El mismo tiene tintes sexuales y causó repudio total en las redes sociales.

El hombre es oriundo de Bahía Blanca y es el dueño de un supermercado.