Para David Trezeguet, la final de la Eurocopa 2000 fue uno de los partidos más importantes de su carrera. El francoargentino fue determinante para que Francia se corone campeón, tras ganarle a Italia, en tiempo suplementario, por 2-1, ya que marcó el gol decisivo para que el seleccionado galo levante el tan preciado título.

A 20 años de semejante acontecimiento, el ex delantero de Juventus y River recordó aquel tanto que quedó grabado en la retina de todos los franceses, el cual rompíó el 1-1 parcial que hasta el momento tenía aquel encuentro.

"Nos acostumbramos a terminar los partidos con cuatro, cinco o seis delanteros. Tenías que encontrar tu lugar, todo el mundo tenía que permanecer en su posición, eso era todo. Sentíamos que el entrenador contaba con nosotros, y su confianza nos tranquilizaba: sabía que nosotros seríamos los protagonistas a partir de ese momento, al igual que nuestros compañeros. Significaba que era mucho más fácil para nosotros ser sustituidos", recordó Trezequet.

Y agregó: "Tuvimos que empatar a toda costa. Nuestra mentalidad de equipo era generalmente jugar con el balón, estar disponibles para el otro, pero a veces hay que encontrar soluciones. Puede que termináramos jugando como un equipo inglés, pero nos ayudó a empatar. Un balón largo de Fabien Barthez, que toqué con la cabeza y Sylvain marcó. No hubo mucha construcción en aquella jugada, no fue bonito, pero forzamos la prórroga".

"El empate fue un golpe a la moral italiana, mientras que nosotros nos sentimos fuertes, frescos y capaces de derrotarlos. Teníamos que recuperar nuestra forma, pero queríamos cerrar el partido. Esa filosofía de atacar, de avanzar, de marcar, esa mentalidad era específica de esa generación. Cuando tu equipo se alinea con cuatro o cinco delanteros, significa que quieres hacer el trabajo", añadió.

"Robert estaba fresco, hacía que las cosas sucedieran. Fue hasta el final de la línea de fondo y puso un centro atrás. Tengan en cuenta que después de ir a esa velocidad, no es fácil centrar. Traté de estar lo más desmarcado posible y no hay mucho más que decir. Toldo se tiró a un lado, la pelota fue al otro. La locura absoluta, la idea de ir al ataque... Fue un gol magnífico", concluyó

Comentarios

Ver más productos

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Ver más productos