El infartante duelo que protagonizaron Croacia y Dinamarca pasó a la historia. No por la tanda de penales en la que se lucieron ambos arqueros sino por los goles tempraneros que hubo en el partido.

Al minuto de juego, Jorgensen abrió el marcador para los daneses. Pero tres minutos más tarde Mandzukic empató y le puso emoción al resto del encuentro.

Esos dos goles, en los primeros cuatro minutos de iniciado el partido y de distintos equipos, es algo que hasta ese momento sólo había sucedido una vez en la historia de los Mundiales. Fue precisamente en el encuentro que disputó Argentina ante Nigeria en el Mundial 2014.

En aquella ocasión, Messi anotó el primer gol a los 3 minutos del primer tiempo y Musa, para Nigeria, igualó un minuto después.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

La Iglesia recuerda a San Román de Antioquía

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos

Comentarios