Cinco minutos tardó Cristiano Ronaldo para aparecer dentro del área y abrir el marcador. Tras un centro desde la derecha, el delantero de Real Madrid apareció sin marca en la puerta del área chica y de cabeza anotó el único gol del partido.
 
Marruecos salió a buscar el empate pero sin claridad. Por los costados tuvo las acciones más claras, pero ninguna llegada inquieto el arco defendido por Rui Patricio. Portugal se replegó y en una contra Guedes tuvo la oportunidad de anotar el segundo tanto, pero Munir despejó magistralmente la pelota con una sola mano.
El equipo africano intentó por todos los medios llegar al empate pero no supo resolver las oportunidades que tuvo. Portugal pudo ampliar el marcador pero tampoco estuvo fino a la hora de definir.