Durante la Copa América de Brasil, los arbitrajes en contra del Seleccionado argentino dejaron bastante que desear. La no utilización del VAR en situaciones que favorecían al representativo nacional generaron indignación en Lionel Messi, quien explotó luego de la derrota contra Brasil y tras ser expulsado frente a Chile. En un primer momento, la Conmebol sancionó a la Pulga con un partido y una multa de 1.500 dólares por su roja directa que le mostró Mario Díaz de Vivar, mientras que el expediente por sus duras declaraciones todavía está en trámite y no hubo fallo. Y el que resultó castigado fue Claudio Tapia, quien en la víspera compareció frente al organismo sudamericano y le bajaron el pulgar al despedirlo de sus funciones como representante interino de la Conmebol en la FIFA.

Fue un día muy motivo en las oficinas del ente en Luque. Es que la presencia del presidente en la AFA y la confirmación de que prescindieron de sus servicios a nivel mundial hacían pensar un futuro muy negro para la figura de un Messi que se encuentra de vacaciones con su familia y cuyo mayor deseo es poder guiar a Argentina al Mundial de Qatar.

En un comunicado firmado por Amarilis Belisario, vicepresidenta del Tribunal de Disciplina, el mismo establece "confirmar el partido de suspensión automática impuesto al jugador Lionel Andrés Messi no acordando ningún partido adicional de suspensión. La presente sanción se deberá cumplir conforme a lo dispuesto en el Artículo 74.2 b) del Reglamento Disciplinario de la Conmebol". Es decir, en el debut de Argentina en las venideras Eliminatorias.

Pero, a su vez, informó que le impone "al señor Lionel Andrés Messi una multa de USD 1.500 (mil quinientos dólares estadounidenses), en virtud al Artículo 12.6 del Reglamento Disciplinario. El importe de esta multa será debitado automáticamente del monto a recibir por su Asociación en concepto de participación y/o premios".

El que la ligó duro fue Tapia. A la Conmebol no le gustó nada sus declaraciones luego del tercer puesto contra Chile obtenido en Brasil ("No quiero hablar, pero es todo muy raro: 825 partidos, lo expulsaron dos veces, es el mejor jugador del mundo. Lo único que puedo decir es que nosotros vamos a hacer cualquier cosa para defender a la Selección. Y no voy a decir nada más porque, después, por hablar te dan dos años...") y le pasaron factura mostrándole la roja a su cargo en la FIFA.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos