Perú llegó al Mundial con mucha ilusión. Hacía 36 años que no conseguía estar en el máximo certamen futbolístico y Ricardo Gareca pasó a ser un "prócer" en el país. En pocos días en tierras rusas, se derrumbó el castillo de naipes, pese a haber demostrado buen juego y una idea dentro del campo de juego. Perú ya quedó eliminado tras dos derrotas, pero la imagen dejada y el trabajo realizado le permite a Gareca tener el crédito de los dirigentes para seguir en el cargo. Y como si fuera poco también recibió "la bendición" de Diego Maradona.

"Me dolió mucho la eliminación del Perú, me dolió por el Flaco (Gareca), porque Perú desde hace mucho tiempo viene luchando contra la corriente. Apoyó jugadores que nunca habíamos escuchado, que nunca habíamos conocido, ni escuchamos que lo habían pedido de algún club de otro país, así que es un mérito muy grande de mi amigo Gareca el haber podido traer a Rusia a Perú con un fútbol muy bueno", fueron las palabras de Diego, apoyando al Tigre.

Por su parte, el director técnico de la Federación Peruana de Fútbol, Juan Carlos Oblitas, aseguró que tratará de que el argentino siga al frente del seleccionado y que no existe "un plan B si no continúa".

"Personalmente quiero que Ricardo se quede, incluso lo pedía cuando en las eliminatorias no nos iba bien", dijo el ex jugador de su seleccionado en una rueda de prensa, y explicó que los motivos para que con Gareca se inicie el camino hacia 2022 es que "el futuro está en la mayoría de estos jugadores. Ojalá se siga apoyando este proceso y que este grupo se mantenga".

Perú afrontará su último compromiso mundialista el martes, ante Australia. pero parece que no será el último del Tigre con el buzo de DT. Lo quiere la federación y también lo banca Maradona...