Según el diccionario de la Real Academia Española, "fracaso" significa: malogro o resultado adverso de una empresa o negocio; suceso lastimoso, inopinado y funesto; caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento.

El balance del seleccionado argentino en el Mundial de Rusia encaja en cada acepción de la palabra. Y no nos referimos sólo a los fríos números, sino fundamentalmente  a la sensación de vacío que dejó este equipo en cuanto a su rendimiento. Sin ánimo de hacer leña del árbol caído, estas son las razones principales del fracaso de Argentina.

Tomando lista

Gustos personales al margen, a la lista de 23 de Sampaoli le faltó un volante central de marca y un delantero de área. ¿Para qué ocupar una plaza con Ansaldi si podría haber llevado a Lautaro Martínez o a Icardi? Por otro lado, cuesta entender porque Enzo Pérez, que entró por la ventana a raíz de la lesión de Lanzini, terminó actuando de titular en tres de los cuatro partidos. ¿Por qué no lo convocó de entrada si era tan importante? Lo Celso y Dybala, dos buena alternativas, viajaron de turistas. Un desperdicio. 

Un equipito

Sampaoli nunca logró consolidar su idea futbolística ni repetir el once inicial. Confió ciegamente en el talento de Messi, a quien alabó hasta el cansancio, y no tuvo un plan B. En Rusia, su desconcierto fue total; la falta de liderazgo, también. Y tras el papelón contra Croacia, en el que cambió el esquema del debut y pasó a jugar con línea de tres en el fondo, cedió ante la presión de los referentes del grupo: les entregó las llaves de la selección y pasó a "conducir" el equipo del "consenso". Cambió de arquero a mitad de camino sin mediar una lesión o una suspensión, hecho pocas veces visto en un Mundial (Armani merecía la titularidad desde el principio). Su último horror fue el "falso nueve". ¡Qué grande le quedó el puesto! Su ciclo no debería continuar. Ya que tiene experiencia en "consensuar", bien podría hacerlo ahora con Claudio Tapia.

Hizo crack

Artífice de la clasificación, este era "su" Mundial. Con 31 años, se jugaba la última carta fuerte para levantar la Copa. Y por eso se había preparado especialmente, dosificando su carga física sobre el final de la temporada en Barcelona. Sin embargo, Lionel Messi fue una sombra. Triste, apagado, fastidioso, desenchufado… Así se lo vio durante buena parte de su estadía en Rusia. Su actuación contra Nigeria y ese gol maravilloso parecieron devolverle el alma al cuerpo. Fue un espejismo. Sólo el sabrá si los rumores sobre una supuesta crisis matrimonial incidieron en su rendimiento. Argentina necesita de su magia, lamentablemente, más de lo aconsejable. Esta vez, la varita no funcionó. ¿Habrá sido su despedida mundialista o buscará revancha en Qatar con 35 pirulos? El tiempo lo dirá…

Álbum de figuritas

¿Quién fue la figura argentina en este Mundial? Mmmm… Cuesta elegir a un jugador por la sencilla razón de que ninguno mantuvo un buen nivel a lo largo del torneo. Mascherano, Banega, Biglia, Di María, Enzo Pérez, Rojo, Agüero e Higuaín se despidieron con más pena que gloria. Triste final para esta generación de jugadores que estuvo muy cerca de tocar el cielo con las manos. Por otra parte, sería injusto caerles a Meza, Pavón y Tagliafico en su primera experiencia mundialista. 

Lo que mal comienza… 

El desorden institucional de la AFA que heredó la actual conducción, los cambios de entrenadores durante las Eliminatorias, las luchas internas que siguen a la orden del día -la reunión en Bronnitsy entre plantel y el DT desató mil y una versiones interesadas-, la cancelación del último amistoso preparatorio … El contexto tampoco ayudó. Por ejemplo, Sampaoli llegó sobre la marcha como el supuesto salvador de la selección: se le pagó acorde a ese falso estatus, con resarcimiento económico a Sevilla incluido, y encima le firmaron un contrato multimillonario hasta Qatar 2022. ¿Y ahora? Por el bien del fútbol argentino, Tapia, Angelici y compañía no pueden volver a equivocarse.

Comentarios

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos