El presidente de AFA, Claudio Chiqui Tapia, disparó con munición gruesa en la rueda de prensa llevada a cabo este jueves en Moscú, ya que no toleró la actitud de la Federación Brasileña de Fútbol luego de un acuerdo que finalmente no se cumplió.

"No me pareció bien lo que hizo Brasil. Habíamos quedadon en votar a Estados Unidos y no cumplieron con su palabra", expresó el pope de AFA muy enojado ya que los cariocas se inclinaron por Marruecos como sede del Mundial 2026.

"La simpatía a veces lleva a la traición", concluyó diciendo un Chiqui Tapia que se sintió traicionado por el país vecino.