En la vuelta al trabajo tras la catástrofe en Nizhny Novgorod, no aparecieron indicios para la que será la última oportunidad de la Argentina en Rusia. Sin embargo, como siempre, algo se filtró.

Mientras se especula con la cantidad de variantes que pueda realizar Jorge Sampaoli para el compromiso frente a Nigeria, hay algo que es vox populi: el arco no será custodiado por Wilfredo Caballero.

La decisión ya está tomada, falta la confirmación a la prensa. ¿El reemplazante? Aunque en un primer momento Nahuel Guzmán estuvo un pie adelante (la ventaja de que le digan Patón), Franco Armani aceleró en una recta y logró sacarle una diferencia, pequeña pero diferencia al fín. Sí; por éstas horas el arquero de River es el gran candidato a ocupar un lugar muy cuestionado en el decisivo encuentro del martes próximo.

Tras la irregular performance frente a Islandia, Caballero contó con el respaldo del entrenador. Pero el horror en el primer gol croata, la sensación de inseguridad que mostró y la presión de la gente que en gran parte del segundo tiempo le cantó "ponelo a Armani, la p que te parió", llevaron a Sampaoli a tomar la decisión de cambiar de arquero. Y el guardavallas del pueblo parece ser el elegido por el DT para pararse debajo de los tres palos ante los nigerianos.

En un momento corrió la versión de que el Pelado se inclinaría por Guzmán teniendo en cuenta su facilidad en el juego aéreo. Pero está más que claro que lo primero que debe hacer un arquero, es atajar. Y en ese rubro no hay dudas: hoy por hoy, Armani es el mejor cuidapalos de la Argentina. Ojalá, si se termina confirmando, haya sido una decisión adoptada a tiempo.