El defensor del seleccionado polaco Kamil Glik recibió el alta médica y de esa manera disputará el Mundial Rusia 2018 con vistas a los enfrentamientos ante Senegal, Colombia y Japón por el grupo H.

 

Glik, de 30 años, sufrió una lesión en el hombro durante un entrenamiento que se realizó el 4 de junio, pero los resultados no revistieron gravedad.

 

El cuerpo médico confirmó la presencia del zaguero para el próximo campeonato del mundo, según confirmó el portavoz del seleccionado polaco, Jakub Kwiatkowski.

 

El defensor de Mónaco de Francia se incorporará al plantel a la brevedad en Varsovia de cara al último amistoso frente a Lituania.

 

Polonia debutará el 19 de junio ante Senegal por el grupo H del Mundial Rusia 2018.