El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, evitó hoy comentarios sobre la derrota de la selección brasileña en el estadio Maracaná ante Argentina, el sábado en la final de la Copa América, y se manifestó apenas por la victoria de su equipo, Palmeiras, que es líder del campeonato brasileño.

Luego de pronosticar durante la cumbre del Mercosur una victoria por 5-0, en un mensaje amistoso al presidente Alberto Fernández, Bolsonaro defendió la decisión de haber realizado el certamen frente a los opositores que le decían que iban a aumentar los casos de coronavirus, algo que no ocurrió.



"Palmeiras va primero, entonces está todo bien", dijo entre risas el ultraderechista, en el tradicional diálogo con militantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial en Brasilia.

El equipo paulista del cual es hincha venció a Santos el sábado por 3 a 2 y logró liderar el campeonato nacional pero la única referencia hecha a la Copa América, ganada por Argentina 1-0 en el estadio Maracaná, fue para defenderse de los ataques de la oposición.



Recordó que el senador Renán Calheiros, relator de la comisión del Senado que investiga el rol del Gobierno en la pandemia, dijo que la competencia Conmebol "era la copa de la muerte" .

Comentarios