Bélgica consiguió su mejor posición en la historia de los Mundiales, terminando tercera tras imponerse 2 a 0 a Inglaterra, en San Petersburgo, en el duelo entre las dos selecciones que habían perdido en las semifinales.
 
Thomas Meunier, en el minuto 4, y Eden Hazard, en el 82, consiguieron los tantos de los "Diablos Rojos", que superaron así el cuarto lugar que habían logrado en México 1986.
Como si fuera poco, tras el gol de Hazard, Bélgica llegó a los 16 tantos en Rusia y quedó así dos de los 18 que Alemania convirtió en Brasil 2014, siete de ellos convertidos a Brasil en semifinales.
 
Por su parte, los ingleses se quedaron fuera del podio, aunque con su atacante Harry Kane (6 tantos), pese a que no marcó en esta ocasión, acariciando el título de máximo anotador del torneo. 
 
Todo es alegría en el seleccionado belga.(AFP)
Infantino poniéndole la medalla al autor del primer gol.(AFP)
Equipo y cuerpo técnico tras la entrega de medallas.(AFP)

 

Gareth Southgate consuela al goleador Henry Kane.(AFP)
Todo es desazón en el selectivo inglés.(AFP).