A pesar de las ganas, la garra y el amor que demostró hacia su Selección, lo inesperado sucedió. El mediocampista sufrió una muy dura lesión en su rodilla derecha (rotura del ligamento anterior) que lo mantendrá fuera de las canchas varios meses y, lo peor, que lo apartará de su primer Mundial con la camiseta de Argentina.

Lleno de ilusión, como cualquiera de sus compañeros, "Manu" Lanzini, uno de los favoritos de Sampaoli, publicaba casi todos los días sus sentimientos, pensamientos y/o imágenes sobre los entrenamientos y momentos en la concentración del seleccionado argentino. Mirá los posteos.

 









Después llegó la triste noticia y el seleccionado argentino le mostró su apoyo. Fuerza campeón.