Los hinchas argentinos, que se tomaron el tren rumbo a Kazán para alentar el próximo sábado al seleccionado nacional, revolucionaron todo a su paso.

De esta manera, los fanáticos no paran de alentar ni a 800 kilometros de donde está el equipo.

Mirá como la gente palpitaba el partido ante Francia, por los octavos de final.

Comentarios