Shin Tae-Young, el entrenador del seleccionado de Corea del Sur, encontró una insólita manera para despistar a los espías suecos en la previa al partido de su equipo ante el elenco europeo.

 

El director técnico surcoreano aseguró en conferencia de prensa: "Pusimos números diferentes en las camisetas de entrenamiento de nuestros jugadores para confundir a los espías suecos. Los europeos no pueden distinguir a nuestros jugadores por sus caras".

Este lunes, a partir de las 9 de la mañana (hora Argentina), Corea del Sur se medirá ante Suecia por la primera fecha del Grupo F, donde México ya le ganó a Alemania por 1-0.