Cada reencuentro de Lionel Messi con el público es una nueva aventura y en la victoria de esta noche sobre Uruguay por 3 a 0 como local en el estadio Monumental no defraudó y a los 37 minutos del primer tiempo hizo estallar las gargantas locales. Argentina volvió a dar un paso firme hacia Qatar y esta vez no le tuvo piedad a su rival en el Monumental.


El rosarino se mostró participativo con la pelota desde los primeros minutos, a pesar de la dolencia en la rodilla izquierda que lo tuvo a maltraer en las últimas horas, poco pudieron hacer sus rivales para detenerlo.


De hecho, en el gol festejó con enorme efusividad, sabiendo que su tanto 80 en el seleccionado sirvió para destrabar una historia complicada, que no terminó en desventaja por el trabajo de Emiliano Martínez bajo los tres palos.


Es que el arquero de Aston Villa respondió, al igual que en Paraguay, cuando lo exigieron y así demostró que el arco tiene custodio para largo rato.


Otro hombre clave en la victoria del equipo de Lionel Scaloni, fue Rodrigo De Paul. Su visión de juego generó un engranaje perfecto y alimentó a sus compañeros de arriba cada vez que pidió el pase. Uno de los tres puntos altos de la noche. Y además marcó el segundo gol y puso la asistencia del tercero del "Toro" Lautaro Martínez, con el que el dueño de casa sentenció la goleada

Comentarios