El sol pegó fuerte en el veraniego mediodía de Bronnitsy. Casi tan fuerte como el papelón ante Croacia. En la práctica de este sábado se vivió un clima muy tenso por la reunión que desencadenó en un nuevo escándalo para el fútbol argentino. Del trabajo se ausentaron tres jugadores a la vez que un bajoneado Jorge Sampaoli no paró un once de cara al choque contra Nigeria, el martes en San Petersburgo. Rostros serios, miradas bajas, silencio… No hubo lugar para la distensión. Ni hablar de las bromas. Más allá de los interrogantes que despierta el equipo, es prácticamente un hecho que Franco Armani tendrá su esperado y reclamado debut en el seleccionado, mientras que volvería a utilizarse un esquema táctico con cuatro defensores, tal como prefieren los jugadores y debió acatar el mismísimo Sampa.

Los lesionados

Cuando los futbolistas salieron al campo de juego, llamaron la atención las ausencias de Nicolás Otamendi, Gabriel Mercado y Lucas Biglia. Los tres se entrenaron en forma diferenciada en el gimnasio, a raíz de distintas molestias físicas: los dos defensores terminaron el encuentro ante los croatas con sendos traumatismos en el tobillo derecho; el volante central, por su parte, padece una dolencia en la rodilla derecha producto de un choque con un sparring en el entrenamiento del viernes. No obstante, se estima que estarán en condiciones físicas para enfrentar a los nigerianos.

Siete con siete

Así fue el ejercicio que diagramó el técnico. De un lado se pararon Eduardo Salvio, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico, Javier Mascherano, Enzo Pérez, Angel Di María y Gonzalo Higuaín (luego ingresó Acuña en el primer equipo); del otro, Cristian Ansaldi, Federico Fazio, Giovani Lo Celso, Maximiliano Meza, Paulo Dybala, Cristian Pavón y Sergio Agüero. ¿Y Lionel Messi? Fue uno de los comodines, es decir, formaba parte del bando que tenía la posesión de la pelota. El que cumplió la misma función que el capitán fue Éver Banega. En tanto, Armani, Willy Caballero y el Patón Guzmán realizaron tareas específicas del puesto.

¿Hay equipo?

Entre hoy y mañana Sampaoli probará el once que no parece ser el suyo y que se jugará la clasificación a octavos de final contra los africanos. Por estas horas, lo cierto es que hay más dudas que certezas y seguramente se repetirá la situación del miércoles último (cuando el DT brindó la conferencia de prensa sin confirmar los once de arranque frente a Croacia). Igualmente algunas cositas ya están claritas.

Con Armani reemplazando a Caballero, el DT volvería a formar una línea de cuatro en el fondo (sería un 4-4-2). Una de las posibilidades es que Mercado actúe como marcador central junto a Otamendi, mientras que Salvio y Tagliafico irían por las bandas. En el mediocampo, Banega podría tener su chance como titular, al lado de Mascherano. Arriba, Agüero e Higuaín lucha por un puesto para acompañar a Messi. El resto, interrogantes. Como los que despierta el funcionamiento del seleccionado y, obviamente, el futuro de nuestro fútbol.