Desde que empezaron a jugarse, la disputa de los Mundiales de fútbol se superpuso con la desequilibrada historia de nuestro país, que en cada máxima cita acusó turbulencias, momentos críticos o directamente trágicos. El más icónico –sin lugar a dudas- fue el de 1982, ya que mientras corría sangre por el conflicto bélico de Islas Malvinas, Argentina presentó a su Selección en España. Pero es necesario remarcar también que, cuatro años antes cuando la Albiceleste tocó el cielo y alcanzó la gloria por primera vez, nuestro territorio tampoco la pasaba bien.

La pelota girando por distintos estadios de nuestras tierras era la pantalla ideal para tapar tantas atrocidades cometidas durante la dictadura. Y si bien en ese momento la política y el fútbol fueron complementarios, también es necesario hacer un paréntesis para enaltecer –o no opacar- la tarea deportiva. Es que el domingo 25 de junio de 1978, Argentina enterró casi medio siglo de frustraciones futbolísticas: en el Estadio Monumental, en una jornada fría y gris, venció en la final a Holanda por 3-1 en tiempo suplementario y ganó su primer mundial.

Después de varias décadas de desorden futbolístico, César Luis Menotti comandó un amplio mandato cargado de exigencia y conocimiento. El seleccionado llegó al Mundial con mucho rodaje, especialmente por los amistosos disputados en las cercanías al debut. Justamente previo a la presentación, también hubo momentos de inestabilidad emocional: Jorge Carrascosa renunció por una decisión personal, el Flaco no le concedió la licencia que había pedido Hugo Gatti por lesión y en el recorte definitivo se quedó afuera Diego Maradona, quien había debutado un año y medio antes pero ya daba indicios de crack.

Los 23 integrantes de Argentina fueron Norberto Alonso, Osvaldo Ardiles, Héctor Baley, Daniel Bertoni, Ubaldo Fillol, Américo Gallego, Luis Galván, Rubén Galván, René Houseman, Mario Kempes, Daniel Killer, Omar Larrosa, Ricardo La Volpe, Leopoldo Luque, Jorge Olguín, Oscar Ortiz, Miguel Oviedo, Rubén Pagnanini, Daniel Passarella, Alberto Tarantini, José Daniel Valencia y Ricardo Villa.

Videla festeja junto a Passarella.

¿Cómo fue el camino se la Selección para levantar la copa del mundo? Por el Grupo 1, venció en el debut (2-1) a Hungría, le ganó (2-1) a Francia y perdió (1-0) ante Italia; En la segunda fase integró el Grupo B, donde venció (2-0) a Polonia, empató (0-0) ante Brasil y aplastó (6-0) a Perú. Justamente este último encuentro quedó envuelto en polémica, porque necesitaba imponerse por 4 goles y las sospechas siguen hasta el día de hoy.

Ya en el partido definitivo, le ganó a la Naranja mecánica en tiempo suplementario con doblete de Mario Alberto Kempes y Daniel Bertoni. Así, los gritos desgarradores de las personas que desaparecían de forma sistemática, quedaron tapados por los gritos de gloria interminables del Matador, pieza clave para obtener una alegría en medio de tanta desazón.

Comentarios

Ver más productos

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Ver más productos