La escalada del dólar y una recomendación del FMI fueron los factores claves para que Argentina se baje de la candidatura para albergar el Mundial 2030 de fútbol. Esta decisión afecta directamente a Uruguay y Paraguay, que iban a compartir la sede en la mencionada cita mundialista.

Una fuente cercana a Mauricio Macri, en diálogo con la web Doble Amarilla expresó que "no habrá un anuncio pero esa idea (de albergar el Mundial) no corre más", quien además agregó: “La idea se va a dejar morir y ya se definió no avanzar en una serie de eventos que se habían planificado”.