Nigeria, con goles de Ahmed Musa venció a Islandia por 2 a 0 en el segundo partido del grupo D del Mundial Rusia 2018 que fue controlado por el neozelandés Matt Conger en el Arena Volvogrado.

Así, la Selección Nacional logró tener una vida más en Rusia, definiéndose el otro clasificado a octavos de final entre los albiceleste y africanos. Con Croacia (6 puntos) ya clasificada desde su 3-0 sobre la Argentina el jueves, los otros tres equipos se disputarán la otra plaza en juego: Nigeria es por ahora segundo de la llave con sus 3 unidades, por delante de Islandia y la Selección Argentina, que están con un punto después de dos partidos.

Con Gianni Infantino en las tribunas y toda Argentina mirando y alentando a los africanos, (el partido tuvo picos de 30 puntos de rating) Islandia se hizo con el control del partido en los primeros minutos del encuentro. 

Islandia no pudo con Nigeria. (AFP)

Enfrente, Nigeria no podía superar la barrera defensiva de los europeos, esa que tan buen resultado les dio durante su empate 1-1 ante los de Jorge Sampoli en el partido inaugural, y se marcharon a los vestuarios al descanso siendo el primer equipo en el Mundial en no haber tirado al arco en toda una mitad. Dominaba el balón, pero sin conseguir crear ningún tipo de peligro.

A falta de un cuarto de hora para el final del partido, llegó el definitivo 2-0, autoría del propio Musa. Minutos antes, Nigeria había estrellado el travesaño.

Islandia pudo recortar distancias pero Gylfi Sigurdsson, como Lionel Messi contra ellos, erró un penal a los 37 minutos,  lo que habría puesto tensión al final del encuentro.

Ahora, Argentina tiene el pase en una de sus manos: necesita ganar a Nigeria y, en caso de que Islandia derrote a Croacia, hacerlo por dos goles más que los europeos.