Tras la victoria casi sin despeinarse ante Guatemala por 3-0, la renovada Argentina de Lionel Scaloni quería ir por más. Y en la primera gira después de lo que fue el fracaso mundialista en Rusia, quería cerrar de la mejor manera su travesía en los Estados Unidos.

Sin embargo, no se le pudo dar. Sí, a pesar de ser superior y contar con varias chances (sobre todo en el primer tiempo), la Selección no tuvo demasiado profundidad ante una insulsa Colombia para empatar 0-0 en Nueva Jersey.

A pesar de la igualdad demasiada cantada, Scaloni puede sacar conclusiones positivas para empezar a armar el recambio generacional que el conjunto albiceleste tanto necesita (la seguridad de Franco Armani en el arco y el buen nivel del eje Exequiel Palacios-Rodrigo Battaglia, lo más destacado).

Más presión que juego

Intensidad, presión y ataque. Los primeros 20 minutos de la Selección fueron a todo trapo. Lo más saliente fueron las triangulaciones, el juego a un toque y la velocidad de transición en defensa-ataque-defensa. Y de la mano de la fluidez del mediocampo, el elenco de Lionel Scaloni arrancó con más ímpetu que su rival y generó varias chances de peligro como para desnivelar el marcador. El que avisó primero fue justamente Palacios, que sacó un gran remate desde afuera del área.

El vendaval no paró allí porque unos minutos más tarde, lo tuvo el Pity Martínez con un tiro rasante que atrapó muy bien David Ospina. Sin embargo, la más clara iba a llegar de la mano de Mauro Icardi. Nicolás Tagliafico asistió con un pase perfecto al delantero de Inter de Italia, que quedó mano a mano con Ospina. Aunque Mauro no definió del todo bien y le tiró una masita al arquero colombiano.

Parecía que era cuestión de tiempo que la albiceleste se ponga arriba en el resultado. Pero los avances y la presión cesaron. Y fue el turno de Colombia de contraatacar. Sobre todo por el lado de un flojo Fabricio Bustos, que no pudo parar nunca a Juan Cuadrado.

Aunque el conjunto de Arturo Reyes no encontró los caminos y solamente tuvo una clarísima para torcer el marcador a su favor. Radamel Falcao remató bien fuerte al palo derecho del arquero, pero un muy atento Franco Armani se lució con una gran tapada.

El complemento casi estuvo de más. La Selección prácticamente renunció a atacar y apostó a tener alguna contra para poder abrir el marcador, pero casi no generó jugadas de peligro (solamente tuvo un rato de fútbol sobre el final del partido y nada más). Colombia, en cambio, intentó algo más que en la primera parte pero cada vez que llegó al área se encontró con un siempre seguro Armani. La más clara fue un mano a mano clarísimo de Carlos Bacca (tras un pase preciso de Juan Quintero), pero el "1" de River desactivó la chance y le sacó la pelota justo antes de que defina.

La renovada Selección no pudo en la noche estadounidense. Sin embargo, las pruebas ante Guatemala y Colombia han sido satisfactorias para Lionel Scaloni, que podrá llevarse algunas conclusiones positivas.

¿Lo más importante? Varios jugadores tuvieron la chance de mostrarse por primera vez y aprobaron con creces. Para Argentina, el nuevo camino recién comienza.

El Pity Martínez intenta eludir a dos jugadores colombianos. (FotoBaires)
Franco Armani ataja un remate al ras del césped. (AFP)
Scaloni aprovecha para darle indicaciones al Pity Martínez y a Taglaifico. (Fotobaires)
Dybala ingresó en el segundo tiempo pero no pudo cambiar el resultado final. (Fotobaires)
Icardi quedó mano a mano pero no pudo batir la defensa de Ospina. (Fotobaires)
Pezzella lucha por la pelota ante la insistencia de Muriel. (AFP)