Pablo Aimar negó este lunes que su equipo haya "entregado" el partido del último domingo, en el que cayó por 4 a 1 ante Ecuador, por la última fecha del Campeonato Sudamericano de fútbol, que quedó en manos del seleccionado argentino. 

"Los que creen que la selección entregó el partido de anoche ante Ecuador, que revisen sus vidas. No hay chances. Hoy en día primero se piensa mal y después vemos", declaró.

Las sospechas sobre el accionar de los juveniles argentinos se debe a que al seleccionado le alcanzaba con una derrota de hasta tres goles para coronarse campeón, mientras que Ecuador tenía que ganar por tres goles para lograr la clasificación al Mundial. 

"A los chicos les afecta que hablen de un 'partido sospechoso'. Antes de hablar, uno debe pensar qué estaba haciendo y cómo pensaba a los 17 años", continuó el ex futbolista en defensa de sus dirigidos. 

A pesar de la caída ante los ecuatorianos, Argentina se coronó campeón del certamen y consiguió el pasaje al próximo mundial de la categoría, que se jugará en Brasil entre el 2 y el 24 de noviembre de este año, junto a Chile, Paraguay y Ecuador. 

En otro orden, el mundialista argentino en Corea y Japón 2002 y Alemania 2006 se refirió a la posibilidad de volver a integrar el cuerpo técnico del seleccionado mayor, liderado por el técnico Lionel Scaloni, en la próxima Copa América de Brasil. 

"¿Si me sumo al cuerpo técnico de la Copa América? Me voy a juntar con (Lionel) Scaloni para definirlo", dijo el entrenador en TyC Sports

Por último, el campeón del mundo con el seleccionado Sub 20 de Argentina en Malasia 1997 expresó su deseo de continuar al frente de los equipos juveniles de Argentina.

"Tengo claro que me gusta entrenar a los más jóvenes y me gustaría poder hacerlo por mucho tiempo", concluyó Aimar.

Comentarios