Un centro desde la derecha al segundo palo de Lionel Messi, encontró a Sergio Agüero que de cabeza descontó para poner el 4-3 en tiempo de descuento. La ilusión de un empate agónico que forje penales, se encendió en el último instante del partido.

Comentarios