El debut, flojísimo en el juego, y peor aún en el marcador, constituyó un baldazo de agua fría para el seno de la Selección. El 0-2 con Colombia dolió pero de ninguna manera le quitó expectativas al equipo de Scaloni. Es cierto que "empantanó" el arranque de una ilusión y que abrió un signo de interrogación en cuanto al futuro.

Pero está claro que Argentina se encuentra a tiempo de todo: de mejorar su nivel, de lograr la clasificación, de avanzar fases y de levantar la ansiada Copa América. Aunque de darse todos los pasos mencionados, este conjunto comandado dentro de la cancha por Lionel Messi estaría dándole un cachetazo a la historia.

Es que hasta aquí, todas las consagraciones albicelestes en la competencia continental tuvieron algo en común: un triunfo en el debut. Los 14 títulos tuvieron como punto de partida un éxito y, en varios de los casos, incluso por goleada. 
Por lo tanto, la selección, que persigue un título desde 1993, que fue precisamente la última Copa América, espera que este campeonato rompa el molde por ese arranque negativo pero que tenga el mismo cierre que esas 14 ocasiones.
Salvo con Uruguay y Perú, Argentina venció a las otras 7 selecciones del continente en el arranque del certamen. En esa lista está incluído Brasil, que sucumbió en 1921, año de la primera consagración. 
El rival a quien venció en más oportunidades en el arranque de copas que finalmente levantó fue Paraguay, precisamente su adversario del próximo miércoles en Belo Horizonte. Sendos 2-0 en nuestro país (años 1925 y 1945) y dos triunfos contundentes (6-0 en Ecuador y 5-3 en Chile) marcan la importante supremacía que el equipo tuvo sobre el representativo guaraní. Bolivia padeció a la Argentina en tres comienzos de campeonato; Perú y Chile en dos oportunidades mientras Colombia y Venezuela la sufrieron en una.
Que Argentina haya perdido en el debut no significa que se le hayan esfumado las esperanzas de ganar la decimoquinta. Claro que, desde ahora, empezará a luchar contra la historia, que lo vio por encima de todos después de un arranque inmejorable.

Comentarios