Mientras se prepara para su debut en la Copa Hopman, en Perth (Australia), el suizo Roger Federer reconoció que podría estar a las puertas de su última temporada en la elite del tenis mundial.

"Veremos si habrá un 2020 para mí. No sé si jugaré otra temporada", expresó Federer (37 años), en diálogo con la emisora televisiva pública suiza, SRF. El ganador de 20 títulos de Grand Slam y 99 en el circuito profesional sorprendió a más de uno con la noticia.

"Ahora sé, más o menos, cuál será mi planificación para 2019, pero no estoy seguro de qué sucederá después", agregó el Nº 3 del mundo, quien redondeó: "Estamos conversando con mi staff y, más adelante, veremos si hay un 2020 para mí".

"Me siento orgulloso porque sigo siendo competitivo y feliz por poder jugar al tenis a los 37 años. Este año fue una gran temporada y me permitió vivir un momento histórico al volver a ser número uno del mundo", indicó.

"Jamás hubiera imaginado que lo lograría, pero fue una temporada positiva también desde el punto de vista físico. La idea es jugar también el año próximo y elegir un calendario que se adapte a mí, a mi equipo y a mi familia", cerró.

Ganó el local

En un año para el olvido, el francés Lucas Pouille perdió ante el australiano Matthew Ebden por 3-6, 7-6 (5) y 6-2, en su debut en el Grupo A de la Copa Hopman. La dupla local había sacado ventaja con el triunfo de Ashleigh Barty sobre Alizé Cornet por 7-5 y 6-3. En el enfrentamiento de dobles, los franceses sumaron el punto del honor batiendo por 4-3 (5-4) y 4-2 a los australianos.

En el Grupo B, Gran Bretaña sorprendió a Grecia gracias a la victoria de Cameron Norrie sobre Stefanos Tsitsipas por 7-6 (8) y 6-4 en el individual masculino y a la del doble formado por Katie Boulter y Norrie contra Maria Sakkari y Tsitsipas por 4-3 (5-0), 3-4 (2-5) y 4-3 (5-4). En este mismo grupo este domingo se celebrará el esperado Suiza-Estados Unidos, que enfrentará en el dobles mixto a Roger Federer con Serena Williams.

Comentarios