No ganó un Grand Slam. Tampoco un Masters 1000. Ni siquiera, un ATP 500. Pero el título que Andy Murray (329) consiguió en el ATP 250 de Amberes, Bélgica, quedará entre los más emotivos de su cosecha, ya que marca la resurrección de un tenista que parecía tener su carrera terminada.

El escocés derrotó en la final al suizo Stanislas Wawrinka (18) por 3-6, 6-4 y 6-4 para volver a ganar un torneo luego de 31 meses, desde aquel ATP de Dubai en 2017. Luego, Murray pasó por varios problemas físicos que concluyeron con la implantación de una prótesis en la cadera en enero de este año.

"Este triunfo significa mucho para mí. Los últimos años han sido muy complicados, he tenido muchos problemas de lesiones. Remontar en una final así ha sido increíble", dijo un emocionado Andy.

"Resistí durante el segundo set, que fue muy parejo. Conseguí ganar y no esperaba encontrarme en esta situación. Disfruté la semana, el ambiente fue impresionante", cerró Murray.

Comentarios

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos