Es la foto que se van a guardar para el resto de sus vidas, más allá de que en un futuro se pueda obtener un logro superior. Pero no quedan dudas del sabor épico que tuvo la medalla de bronce que la Selección Argentina de vóley ganó en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Justo a 33 años de la última presea que el deporte había logrado en una cita olímpica (Seúl 88), los dirigidos por Marcelo Méndez explotaron de felicidad en la entrega de medallas, donde el oro fue para Francia, equipo al que Argentina venció en la fase de grupos pero con el que no pudo en semifinales, tras derrotar 3-2 (25-23, 25-17, 21-25, 21-25 y 15-12) en un partidazo a Rusia. 

El equipo argentino vivió la ceremonia a pleno.

El equipo argentino ocupó su lugar en la ceremonia de premiación y se mostraron más afusivos, incluso, que los campeones olímpicos. Inquietos, sonrientes -se notaba a pesar de los barbijos que tapaban la mitad de sus rostros- y emocionados, los jugadores vivieron a pleno el momento.

Ya con la preciada medalla colgada orgullosamente en sus pechos, llegó el momento de las fotos y fueron los que rompieron con la formalidad y el orden, una muestra del valor que el equipo nacional le está dando a esta meritoria conquista.

Una foto que deja en claro el valor que tiene la medalla para Argentina.
En entrenador Marcelo Méndez inmortalizó el momento con su celular.

Sin dudas, un cierre perfecto para unos Juegos Olímpicos inolvidables para el vóleibol argentino.

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos