¿Tímido? Para nada. Es más, tuvo el pie bien pesadito para ser el más veloz de su equipo y uno de los más rápidos de la jornada. En su primera salida a pista en Daytona, en la serie de ensayos llamada Roar Before The Rolex, Agustín Canapino consiguió el cuarto mejor tiempo del día sobre el Cadillac DPi V.R del Juncos Racing. Así, volvió a demostrar una vez más su magnífica adaptación a un auto potente y muy distinto a lo que acostumbra a pilotar.

Lo del Titán de Arrecifes fue soberbio: le tocó salir a pista en la tanda de la tarde -a la mañana lo habían hecho dos de sus otros compañeros de tripulación, Will Owen y René Binder- compartiendo el auto con Kyle Kaiser, otro de los pilotos del equipo y, enseguida, fue superándose. En las 16 vueltas que dio, donde el tiempo pasó de soleado a lluvioso, Canapino hizo el mejor tiempo del Juncos Racing con 1m37s128/1000, mejorando en 11/100 lo hecho por su compañero Owen. Y no sólo eso, ya que quedó en el cuarto lugar del clasificador a 532/1000 del Cadillac DPi V.R de Fernando Alonso, Kamui Kobayashi -hizo el tiempo-, Jordan Taylor y Renger van der Zande, el auto más rápido de la jornada.

El Titán seguirá este sábado con la puesta a punto, aunque todavía no se había determinado en cuál o cuáles de las tres tandas de entrenamientos saldrá a pista. Lo cierto es que lo hecho será importante para lo que se viene mañana donde, además de otras dos salidas a pista para ensayos, se desarrollará la clasificación para determinar qué lugar ocupará el Cadillac del Juncos Racing en boxes, un aspecto que reviste importancia pensado en lo que serán las 24 Horas de Daytona, que se disputarán el 26 y 27 de enero.

Comentarios