Al momento de ver flamear la bandera nacional y escuchar las estrofas del Himno, María Sol Ordas no aguantó el llanto y se quebró. Por su cabeza pasaron miles de imágenes de su corta, pero gran, trayectoria en el remo: desde sus inicios en el club Regatas de San Nicolás, pasando por las charlas con su papá Damián, olímpico en Sidney 2000, y con su mamá Dolores, quien no pudo participar de la fiesta de Oceanía por estar embarazada de ella pero que sí había asistido a Atlanta 1996, o la última parte del entrenamiento de cara a los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires. La remera logró la primera medalla de oro para nuestra delegación al imponerse en la final de skiff junior en el Dique 3 de Puerto Madero en una definición no apta para cardíacos ya que la misma se dio por “photofinish”, que dio por vencedora a la argentina, para desatar la locura de todos los presentes.

La felicidad de Ordas al imponerse en la final (Hernán Nersesian -diario Crónica).

Desde el inicio de la actividad en el deporte, Ordas tenía en su espalda la mochila de ser candidata a subirse a lo más alto del podio. Regata a regata no le pesó la responsabilidad y, si bien en la definición fue ganadora por una mínima diferencia, todos los presentes concurrieron al Parque Urbano con la convicción de ver la insignia patria en lo más alto del podio.

La adolescente no falló en los pronósticos. Con banderas y respaldo de sus compañeros de equipo (los medallistas de bronce Felipe Modarelli y Tomás Herrera armaron su propia “barra” de aliento), Ordas lideró cada una de las cuatro rondas que disputó para llegar a la gran definición.

El podio en remo femenino (Hernán Nersesian -diario Crónica-).

Con la atenta mirada de más de cientos de espectadores, Ordas fue “palo y palo” con la sueca Elin Lindroth. Fue así que en el tramo final de la competencia, cruzado por debajo el Puente de la Mujer, la bonaerense “apretó el acelerador”, sacó a relucir su fuego sagrado y consiguió la primera medalla dorada para la delegación argentina con un tiempo de 1m43s83/100, solamente unas centésimas por delante de su escolta. El podio lo completó la estonia Greta Jaanson.

Comentarios

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos